Un compañero se ha creado su propia cuenta de desarrollador de iOS en un tiempo record, menos de 48 horas. Los pasos para crear la cuenta básica, que solo permite subir aplicaciones gratuitas, los creó en poco tiempo, excepto por un par de problemillas, que resumiremos en “No inventes datos”. Mejor poner todo tal y como es, y no poner cosas como Pepe si te llamas José, etc etc. Y para la creación del contrato para poder vender aplicaciones, tampoco ha tenido muchos problemas, de ayer a hoy. Por lo visto, nisiquiera con el hecho de vender en USA, ya que según habiamos leido, había que rellenar un terrible formulario con un número de identificación fiscal estadounidense, con la consecuente llamada (y con nuestro ingles de españa profunda iba a estar jodido) . Pues no ha hecho falta, en cuanto lleguen las priemras ventas, a ver si es verdad que no le retienen impuestos los yankis. Ahora solo falta solucionar el problema del mercado japones, pero eso quedará para otro día.

« »